Google+ Barcelona: Las crónicas de Thot: Un Cristo 'bien clavado' en la Sagrada Familia de Barcelona

martes, 6 de noviembre de 2012

Un Cristo 'bien clavado' en la Sagrada Familia de Barcelona

Cristo de Subirach en la Sagrada Familia
Cristo del portal de la Pasión
Sí, ya se que el título invita al humor negro, pero cuando leas el contenido de esta entrada lo entenderás todo.

Vuelvo a mi adorada Sagrada Familia porque una vez más me sirve de ejemplo para demostrar que las cosas se pueden hacer bien hechas. Incluso en el resbaladizo terreno de la representación de lo divino en lo terrenal.

Me encanta visitar templos sagrados (da igual la religión a los que pertenezcan) para sentir ese recogimiento que da alimento a mi lado espiritual. Sin embargo, mi parte curiosa se centra más en la observación de la iconografía de los mismos para intentar entender su lenguaje simbólico. Pues bien, fruto de esto último llevo tiempo dándome cuenta que no todas las representaciones de Cristo crucificado son correctas.

Me explico. Aunque la vida y obra de este personaje está repleta de situaciones que están más allá de la física, hay algo que no pudo pasar y se representa continuamente de forma errónea en la iconografía cristiana. Los clavos de las manos de Jesús que le sujetaban a la cruz nunca pudieron estar clavados en las palmas de las manos porque las desgarrarían al no poder aguantar el peso del cuerpo. El lugar correcto para ello serían las muñecas, donde hay hueso.
Detalle del clavo en la mano de Jesús
Detalle del clavo en la muñeca


Pues hasta en eso la Sagrada Familia está bien hecha. El Jesús crucificado de Subirachs del portal de la Pasión tiene los clavos en el lugar correcto (no así el del interior del templo).

Sólo he podido detectar tres representaciones más correctas, ninguna en Barcelona: dos en Tenerife (en la Candelaria y otra iglesia cercana) y en Santa María de la Concepción de Roma, donde está la cripta capuchina.

Enlaces relacionados:
Cristo crucificado de Subirachs en la Sagrada Familia
Jesús crucificado de Subirachs (foto cedida por APU de Veo Digital)