Google+ Barcelona: Las crónicas de Thot: Ramona Llimargas: La monja bilocada y consejera de Franco

lunes, 15 de abril de 2013

Ramona Llimargas: La monja bilocada y consejera de Franco

Biografía de Ramona Llimargas
No, no me fui con el fin del mundo según los Mayas. Quise tomarme un tiempo de descanso que ha durado más de lo previsto y, después de casi 4 meses desde que escribí mi último post, ¡vuelvo con las pilas cargadas! :)

El post de mi retorno va a centrarse en la figura de la religiosa Ramona Llimargas, cuya sobrenatural historia conocí hace años en un artículo del diario El País titulado La monja bilocada. Sin embargo, fue el libro La Barcelona Invisible el que me animó a visitar el lugar donde está enterrada ¡en plena ciudad de Barcelona!

Can Trilla, una masia del s.XVII, resiste, de forma sorprendente, el paso del tiempo y el crecimiento de nuestra ciudad. Actualmente es la sede de la Pía Unión de las Hermanas de Jesús Paciente fundada por el personaje que hoy nos ocupa.


Vida

Masia de Can Trilla (Barcelona)
Masia de Can Trilla (Barcelona)
Ramona María del Remedio Teresa Llimargas Soler - ¡ahí queda el nombre! - nació un 24 de marzo de 1892 en Vic en el seno de una familia humilde, donde era hija única, pues sus 7 hermanos murieron prematuramente. Nona (así se la conocía en casa) tuvo una infancia y una adolescencia muy dura. De apariencia muy poco agraciada (le crecía vello en la cara) y maltratada por su propia madre, apenas sabía leer y escribir. Según su biografía, superó - milagrosamente -una dislexia infantil y una poliomielitis que le provocó una parálisis en una de sus piernas.

Pronto su vida estuvo marcada por el entorno religioso, ya que empezó a desempeñar funciones de demandadera del convento del Saits, llevando la ropa que planchaban las monjas en una bandeja grande. Y en ese mundo se quedó hasta fundar en 1939 la Pía Unión de las Hermanas Jesús Paciente, cuya loable misión era (y es) la de dar asistencia gratuita a enfermos pobres.

En verano de 1936 estuvieron a punto de asesinarla cuando cuatro milicianos irrumpieron en su casa acusándola - con razón - de haber dado refugio al Obispo de Vic, Juan Perelló, y exigiéndole que revelase los escondites de otros tantos sacerdotes. Pero la suerte - o la providencia - hizo que Francisco Freixenet, vecino de su casa y jefe de las milicias antifranquistas, ordenara liberarla como compensación a que en el pasado salvara a su hijo de dos años de una asfixia.

Murió en 1940, un año después de fundar la comunidad de religiosas, presuntamente al decidir transferirse a ella un cáncer que padecía una pobre enferma de Vic. Tal como suena.


Ramona, la encantada

Imágenes de Mª Luisa Vida (izquierda)l y Ramona Llimargas (derecha)
Imágenes, con trozos de tela, de ambas fundadoras
Lo más espectacular de la historia de Ramona es su faceta más - digamos - paranormal. Estas son algunas de las habilidades que supuestamente poseía:

  • Éxtasis: Sus amigas de infancia la conocían como la encantada. En sus trances se dejaba caer en el suelo de rodillas o, incluso, se elevaba por encima del suelo. Estas también incluían apariciones divinas.
  • Padecer los dolores de los estigmas de Jesucristo.
  • Don de conocer hechos concretos del pasado, presente y futuro por la aparición de difuntos y a través de locuciones provocadas por la penetración de espíritus en su cuerpo.
  • Bilocación o estar, físicamente, en dos lugares a la vez.
  • Infestaciones e impugnaciones diabólicas.


Ramona y Francisco Franco

Uno de los hechos que más me sorprendieron de la vida de Ramona es su relación con el Generalísimo Francisco Franco. Sobre todo porque sólo sabía hablar en catalán. De hecho, el dictador se refería a ella como Ramona, la catalana.

Los encuentros con el caudillo se realizaban en estado de bilocación, y en ellos, nuestra protagonista le transmitía información sobre el bando republicano y advertencias de peligro - como la de no participar en la Segunda Guerra Mundial, no asistir a una comida en Zaragoza donde querían envenenarle o que miembros de sus entorno pertenecían a la masonería -  además de otras recomendaciones de su interés.

A pesar de este hecho, parece ser que también prestó ayuda a jefes republicanos, aunque la Iglesia era uno de los objetivos de los éstos. De hecho, se aparecía en trincheras y hospitales de ambos bandos ayudando a soldados y asistiendo a los enfermos y moribundos.

En una ocasión, un enfermo se presentó en el Dispensario de las Hermanas Jesús Paciente, y al ver la fotografía de Ramona, sorprendido, la identificó como la monja que estaba en el hospital cuidando enfermos.


Entrada principal a la sede de las Hermanas Paciente
Puerta de acceso a la capilla de la Pía Unión de las Hermanas Jesús Paciente (Can Trilla, Barcelona)


Visitando Can Trilla 

Ante todo, he de agradecer profundamente la atención que me prestaron en todo momento las hermanas en mi visita. Que además de llevarme a la cripta donde está enterrada, me aportaron mucha información del lugar y me entregaron la biografía de su fundadora.

Fue un domingo de la pasada Festa de la Mercè que me dirigí a Gran de Gràcia, 177 y entré por la pequeña puerta flanqueada por dos arbustos y con una cruz en la parte superior. Pregunté por la cripta y no me pusieron ningún impedimento para mostrármela. Les expliqué que tenía un blog que versaba sobre lugares, personajes e historias de Barcelona y que estaba interesado en la historia de la fundadora de su orden. Como iba en bicicleta, me hicieron entrar por la puerta de acceso al pasaje a través de la verja en uno de los extremos, de hecho la cripta da justo en ese lado.

La cripta, realmente es una sala-capilla al fondo de la cual hay una lápida negra que indica el sepulcro donde yace Ramona desde 1998, ya que inicialmente la enterraron en el cementerio de Sarrià en 1940. Al lado derecho del mismo hay una talla esculpida a tamaño real que representada a Jesucristo después de haber sido bajado de la cruz, obra de otra de la cofundadora, María Luisa Vidal, que también tiene su tumba en el centro de la sala.

Al respecto de este última talla a la que hago mención, la hermana que me atendió me aseguró que María Luisa no tenía formación artística ninguna, y que ésta fue la segunda que realizó, ya que la primera - expuesta en otro lugar del recinto - no le acabó de convencer.

Me quedó pendiente visitar una pequeña exposición de enseres de Ramona (el Santísimo Sacramento), que incluye, entre otras cosas, un crucifijo con una supuesta dentellada del demonio en unos de sus enfrentamientos.

¿Realidad o ficción? Da igual, yo me quedo con esta curiosa historia. Una más de nuestra Barcelona.

Por cierto, las hermanas están pasando tanto por dificultades económicas como falta de recursos humanos para seguir atendiendo a enfermos sea en el Dispensario como a domicilio, por lo que si alguien quiere colaborar...será bien recibido.


Sepulcro de Ramona Llimargas
' Capilla de las madres' donde se hallan inhumadas Ramona Llimargas y Mª Luisa Vidal