Google+ Barcelona: Las crónicas de Thot: Vandalismo sobre antiguos dioses mitológicos

martes, 4 de noviembre de 2014

Vandalismo sobre antiguos dioses mitológicos

Ya ha llovido mucho desde que los primeros seres humanos crearon sistemas de creencias para darle sentido a todos los acontecimientos que tenían lugar en la naturaleza. Del primitivo animismo se evolucionó a la jerarquía de dioses del politeísmo, para luego dar paso al monoteísmo dominante en la actualidad. Esos seres divinos y todopoderosos eran respetados, venerados y temidos por el ser humano. Lo eran. Basta darse un paseo por Barcelona para observar como ahora ni se respetan, ni se veneran, ni son temidos: son literalmente humillados. Ni el dios Hermes se salva de la quema.

¿Hacia dónde se dirigen estos pobres mortales con sus actos de vandalismo sobre antiguos dioses mitológicos?

Latas de cerveza clavadas en el tridente del dios Neptuno de la plaça de la Mercè
Estatua del dios Neptuno de la plaça de la Mercè


Latas de cerveza clavadas en el tridente del dios Neptuno de la plaça de la Mercè
Latas de cerveza  clavadas en el tridente del dios Neptuno

Cicatrices en el rostro del dios Hermes de la plaça de la Verònica
Hermes con 'cicatrices' en la plaça de la Verònica

6 comentarios :

  1. Si estos tontos se presentaran al premio de la tontuna quedarían segundos, porque son tontos inútiles, son los que destrozan el patrimonio, se ríen de lo ajeno y hacen quedar a la ciudad desagradable a la vista.
    Salut

    ResponderEliminar
  2. Realment la passejada que vam fer a part de veure grans obres, es veu tambe lamentablement aquestes imatges :(

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. I cada cop és més freqüent, Jordi.

      Eliminar
    2. Mira, acabo de publicar un post al meu blog del parc de l'Espanya Industrial, i precisament una de les fotos, si la mires, la de l'escultura Venus, li falta el nas... en fi.... aguantar!

      Eliminar
  3. Y también vimos la lata en la plaza del Duque de Medinaceli en la escultura. Recuerdas?
    Un abrazo

    ResponderEliminar

Gracias por visitar Las crónicas de Thot. ¡Tus comentarios y sugerencias serán bienvenidos!