Google+ Barcelona: Las crónicas de Thot: La Marieta de l'ull viu

lunes, 21 de febrero de 2011

La Marieta de l'ull viu

Me dirigí al antiguo convento de San Agustín - ahora reconvertido en centro cívico del Barri Antic - con la intención de tomar alguna instantánea -, cuando en la plaza del mismo nombre mi vista se desvió hacia una pared con tres surtidores de agua y en cuya parte superior destacaba una placa. Como no podía ser menos, la curiosidad me empujó a leer su contenido; y este me evocó recuerdos de mi infancia.

Marieta de l'ull viu: cuantas veces había cantado una canción tradicional catalana en la que aparecía ese nombre y cuantas más recuerdo bromear con mi abuela - de nombre María -.


En català:
Baixant de la Font del Gat

una noia, una noia,
baixant de la Font del Gat
una noia i un soldat.


Pregunteu-li com se diu:
Marieta, Marieta,
pregunteu-li com se diu:
Marieta de l'ull viu.

En castellano:
Bajando por la Fuente del Gato

una chica, una chica,
Bajando por la Fuente del Gato
una chica y un soldado.


Preguntarle cómo se llama:
Marieta, Marieta,
Preguntarle cómo se llama:
Marieta del ojo vivo.

He indagado un poco sobre este personaje y creo, que pasado ya tanto tiempo, se mezcla realidad con un poco de ficción. Tanto es así, que he encontrado dos versiones de la historia. Lo que sí parece claro es que Marieta vivió en ese barrio.
En la primera versión, se habla de una chica que iba a rellenar diariamente agua de la fuente de la plaza donde, al parecer, algún soldado de la cercana fortaleza militar de la Ciutadella, le tiraba los trastos.
La segunda versión - y parece que la más aceptada - localiza la fuente en Montjuïc, en lo que actualmente son los jardines del restaurante La font del Gat, donde antaño era el lugar de reunión de muchas parejas de enamorados.
Dejando a parte la ubicación original de la fuente, parece ser que Marieta trabajó en un antiguo hostal de la calle Carders llamado la Bona Sort (la Buena Suerte), justo delante de la plaça de San Cugat. También se dice de ella que vendía golosinas en la plaza de Sant Agustí Vell hasta que murió de mayor.
Sea como fuere, esto es todo lo que he podido averiguar. Si alguien conoce algún detalle más, estaré encantado de saberlo.