Google+ Barcelona: Las crónicas de Thot: Barcelona, la ciudad de Enric Sagnier

miércoles, 14 de diciembre de 2011

Barcelona, la ciudad de Enric Sagnier

El mismo día que fui a la caza de grifos por Barcelona, asistí a la exposición La ciudad de Sagnier. Modernista, ecléctica y monumental. Y solo puedo decir que me encantó y, que al salir de la misma, vi la dimensión de la obra de este arquitecto. Se nos llena la boca con Gaudí, pero a veces nos olvidamos de otros artistas que hicieron mucho por nuestra ciudad. Y Enric Sagnier, es uno de ellos. Cuantas veces habré pasado por delante de muchos de sus edificios sin saberlo.

En cada distrito de Barcelona ha habido - ya los han quitado - un display informativo sobre Sagnier indicándote, en un mapa, dónde están ubicadas las casas proyectadas por él en el barrio. En el mío (Eixample dreta) estuvo ubicado en passeig de Sant Joan con Avenida Diagonal, Justo delante de la casa Macaya.



Este es el extracto de la exposición en la web de CaixaForum:

El Tibidabo, el Palau de Justícia, la nueva aduana de Barcelona y decenas de viviendas, iglesias y fábricas son el testigo de la actividad de un arquitecto singular: Enric Sagnier Villavecchia. Su obra evolucionó desde el estilo ecléctico, característico de las últimas décadas del siglo XIX, hasta el modernismo. Más adelante, interpretó un repertorio de formas clásicas de influencia francesa, y desarrolló un estilo propio, adaptado a las necesidades de una arquitectura sólida y burguesa, y a la voluntad de crear puntos de referencia monumentales en la trama urbana.

La exposición recrea el mundo de la burguesía barcelonesa, en la que nació Enric Sagnier: la familia, la modernidad técnica, los viajes por Europa. Y presenta su arquitectura en un montaje inesperado que introduce al visitante en una ciudad en construcción. Por un lado, muestra la versatilidad que lo lleva a interesarse por diferentes tipos de edificios: desde un pequeño taller hasta un hotel, desde un chalé hasta un banco. Al mismo tiempo, presenta el uso de los  elementos decorativos del modernismo, reconstruye la vida del ya desaparecido Hotel Colón en la plaza Catalunya, profundiza en su trabajo en el Palau de Justícia y recupera una colección espectacular de fotografías de la construcción del Tibidabo, símbolo religioso e icono internacionalmente conocido de la ciudad de Barcelona.

De mi visita, quiero destacar:
  • La multitud de fotografías antiguas que tanto me gustan (tu lo sabes bien, Trinidad).
  • Mi sorpresa por las tantas edificaciones y bellas edificaciones de Sagnier que ya no existen. Revisaré el blog amigo de Barcelofilia para informarme más en detalle.
  • Un par de filmaciones: la primera es una secuencia de la terraza del desaparecido hotel Colón en el que se están presentes personajes importantes de la vida social de Barcelona; la segunda es del Tibidabo.
  • Las fantásticas fotos de interiores de casas proyectadas por Sagnier.
La exposición finaliza el 8 de enero de 2012. ¡No te la pierdas!

Y como apunte final, decir que se ha editado un libro sobre Sagnier el cual espero que los Reyes Magos o Papá Noel me lo traigan estas Navidades. ;)